Alessandro de Franciscis

Président du Bureau des Constatations Médicales

Président de l’Association Médicale Internationale de Notre-Dame de Lourdes (AMIL)

Queridos miembros de la AMIL, queridos lectores:

En primer lugar, por favor, acepten mi más sincero agradecimiento por su cariñosa proximidad en nuestro trabajo diario aquí en Lourdes. Me di cuenta de ello al día siguiente de la publicación del último número del Boletín, el número especial dedicado a mi ilustre predecesor el Dr. Theodore Mangiapan. La cantidad de cartas, mensajes y testimonios de aliento que hemos recibido confirma que la gran familia de la AMIL es una verdadera «familia».

En una carta fechada el 31 de mayo de 2019, el papa Francisco nombraba a Mons. Antoine Hérouard, obispo auxiliar de Lille, como delegado ad nutum Sanctae Sedis para el Santuario de Lourdes. El Papa escribió entre otras cosas: «… deseo comprender qué otras formas puede adoptar el Santuario de Lourdes, además de las muchas formas ya existentes, para convertirse cada vez más en un lugar de oración y de testimonio cristiano que corresponda a las necesidades del Pueblo de Dios».

Durante el verano, Mons. Hérouard nombró al nuevo Rector del Santuario, Mons. Olivier Ribadeau Dumas, de la Diócesis de París, que tomó posesión del cargo el 1 de octubre. El Rector nombró enseguida a un Vicerector, Mons. Xavier d’Arodes de Peyriague, de la diócesis de Toulouse y ya capellán del santuario, y a su junta. Al Obispo, Delegado Pontificio, al nuevo Rector y al Vicerrector del Santuario, les presentamos el saludo afectuoso de toda la familia de la AMIL y renovamos nuestra disposición a colaborar activamente con ellos.

La partida del padre André Cabes, rector desde septiembre de 2015, sacerdote de la diócesis de Tarbes y Lourdes, fue sencilla y con sigilo. Me gustaría agradecerle aquí en nombre de todos ustedes por lo que hizo con sencillez, auténtico espíritu evangélico y un gran sentido de la acogida en un momento muy difícil. Pensé que la entrega al Padre Cabes de la Medalla de Honor de la Ciudad por la Alcaldesa de Lourdes, la Sra. Josette Bourdeu, en diciembre de 2019 fue muy apropiada.

En octubre de 2019, Monseñor Hérouard co-presidió la reunión anual del CMIL – Comité Médico Internacional de Lourdes – con el nuevo presidente adjunto, el Profesor Olivier Jonquet del Hospital Universitario de Montpellier. Me gustaría agradecer y dar un abrazo muy fuerte a la Profesora Marie-Christine Mouren que presidió el CMIL después del Prof. François-Bernard Michel. La profesora Mouren fue una académica rigurosa y una sorprendente innovadora con la invención de la fórmula de autoenseñanza por parte de los miembros del CMIL para sus colegas, pero sobre todo ha sido, para mí personalmente y para mi pequeño equipo, una verdadera Amiga. La Inmaculada Concepción de Lourdes sabrá agradecerle todo el amor que ha puesto en su servicio. Nuestros más sinceros deseos al Prof. Olivier Jonquet para una fructífera colaboración.

Leerán al principio de este Boletín una presentación del Tema de nuestras Peregrinaciones de este año – la Inmaculada Concepción – firmada por Mons. Hérouard y los textos del P. Cabes y Mons. Ribadeau Dumas.

 A pesar de las dramáticas noticias sobre las epidemias de enfermedades virales e infecciosas, los epidemiólogos nos informan que el cáncer pronto se convertirá en la principal causa de muerte en el mundo entre las enfermedades no transmisibles, superando a las enfermedades cardiovasculares. En un estudio prospectivo de cohorte sin precedentes, Gilles R. Dagenais et al. (Variations in common diseases, hospital admissions, and deaths in middle-aged adults in 21 countries from five continents (PURE): a prospective cohort study – The Lancet, 3 de septiembre de 2019 – DOI: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(19)32007-0) muestran cómo el cáncer es ahora la principal causa de muerte entre los adultos de 35 a 70 años en países con niveles de vida altos y algunos con niveles medios.  No es una coincidencia que la Harvard Public Health, la revista de la Escuela de Salud Pública de Harvard, haya titulado la portada del número de otoño de 2019 «El milagro del cáncer no es la curación. Es la prevención». Sin embargo, demasiada gente a nuestro alrededor cree que la batalla contra las enfermedades cancerígenas está casi ganada. Nombrado por el Ministro de Salud, nuestro colega, el Prof. Jean-Charles Soria, oncólogo y miembro de la CMIL, se ha convertido desde enero de 2020 en el nuevo Director General del Instituto Gustave Roussy, una de las instituciones más importantes del mundo en el ámbito de la investigación, la enseñanza y la terapia del cáncer. Me complace publicar la conferencia que el profesor Soria dio a sus colegas de la CMIL en 2018 titulado «¿Nos acercamos a la curación del cáncer?». Presento al profesor Soria nuestros mejores deseos y la promesa tambien de nuestras oraciones.

Descubrirán después dos discursos que el papa Francisco dio recientemente a colegas médicos sobre el tema del cáncer.

Y finalmente, como siempre, nuestra tradicional Agenda. Sin embargo, quisiera recordar aquí, en mi editorial, la noticia de la muerte de dos personas que forman parte de la historia de Lourdes.

  1. El párroco de Beaucaire (de la diócesis de Aix y Arles, en el departamento del Gard, en Occitania) me anunció la muerte de Francis Pascal, el 45º hombre curado milagrosamente de Lourdes, ocurrida el 7 de noviembre de 2019. Nacido el 2 de octubre de 1934, a la edad de 3 años, fue afectado por una forma muy grave de meningitis que le causó una ceguera completa y parálisis de los miembros inferiores. A finales de agosto de 1938, fue llevado de peregrinación a Lourdes donde se recuperó inexplicablemente. Después de una larga investigación de la Oficina de las Constataciones Médicas, el 31 de mayo de 1949, la curación fue reconocida como milagrosa por Mons. Charles de Provencheres, obispo de Aix, Arles y Embrun. Llevaba una vida sencilla en Beaucaire, su ciudad natal, colaborando con su hermano en los trabajos agrícolas. Se comprometió generosamente en el testimonio del milagro recibido, en el servicio a los demás, en las peregrinaciones a Lourdes y en la Conferencia local de San Vicente de Paúl.
  2. La gran peregrinación de la HCPT – Handicapped Children Pilgrimage Trust – anunció la muerte, el 27 de diciembre de 2019, del Dr. Michael Strode, pediatra, fundador de la HCPT y miembro de la AMIL, quien se convirtió en un monje cisterciense oblato bajo el nombre del hermano Michael. Nacido el 5 de junio de 1932, se sintió atraído por la fe católica durante sus estudios universitarios y el 15 de septiembre de 1945 fue acogido en la Iglesia. En 1946, Michael Strode obtuvo su título de médico en la Universidad de Londres. En 1949 parte para cumplir el servicio militar como oficial médico de la marina, pero debido a la tuberculosis pulmonar no completó su especialización en pediatría hasta 1953. Durante ese año comenzó a trabajar en la  Chailey Heritage Foundation, cuya misión es ayudar a los niños y jóvenes con trastornos neuromotores complejos para desarrollar todo su potencial. Trabajó en esta institución hasta diciembre de 1988. Su primera peregrinación a Lourdes tuvo lugar en 1951 con la peregrinación diocesana de Birmingham. En 1954 – con su amigo Peter Keevney – decidió acompañar a un grupo de niños discapacitados de la Fundación Chailey a Lourdes como parte de la peregrinación de Birmingham. En 1955, dos grupos fueron llevados a Lourdes. El HCPT fue fundado en 1956 y su primer peregrinaje tuvo lugar en 1957. En 1991, el Dr. Strode se hizo miembro de una comunidad monástica cisterciense donde hizo sus votos perpetuos como Oblato el 7 de junio de 1998. El hermano Michael mantuvo un papel activo en la HCPT hasta el final. Tuve el placer de darle la bienvenida en la Oficina al comienzo de mi mandato. Su última firma en la Oficina fue en 2013, y nuestro último encuentro amistoso tuvo lugar en su amada Casa Hosanna House de Bartrés.

Mi participación en enero, por invitación, en un muy exitoso coloquio en el Instituto Católico de París titulado «¿Sigue curando Dios? Recursos litúrgicos, discernimiento ecuménico», el gran número de participantes y la calidad de la Conferencia de Pastores y Líderes de Peregrinación a Lourdes celebrada en febrero en el Santuario, la calidad de nuestra Asamblea Ordinaria de la AMIL del 10 de febrero y el aumento del número de profesionales médicos y paramédicos que encuentro en Lourdes me confirman que nuestra «vocación» de servicio a los enfermos y nuestro amor por Lourdes son un verdadero privilegio.

En la ya citada carta del 31 de mayo de 2019 a Mons. Hérouard, su Delegado, el papa Francisco escribe: «El Santuario de Lourdes, construido en torno a la Gruta de Massabielle, donde la Santísima Virgen María se apareció a Santa Bernardita Soubirous en 1858 con el título de Inmaculada Concepción, es un lugar donde se funden admirablemente la fe, el testimonio de la caridad y la piedad popular. Durante más de un siglo, ha sido el objetivo de peregrinaciones ininterrumpidas, e innumerables fieles de todas partes del mundo han venido aquí, confiando en la mediación especial de Nuestra Señora de Lourdes para obtener el don de la curación del cuerpo y el espíritu. La devoción a Nuestra Señora de Lourdes, además, está admirablemente presente en toda la Iglesia y su mensaje permanece siempre vivo en el Pueblo de Dios».

Y es en Lourdes donde espero encontrar a muchos de vosotros este año!